Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar

Acceso a Usuarios

Pescadores y bañistas

Fecha: 19 de Julio de 2013

Buenos días; y muchas gracias por la labor de acercamiento de la realidad del rio, a los aficionados a la pesca del salmón, que nos encontramos lejos de esa maravillosa tierra que es Asturias. 

Quisiera hacer eco de una situación que, en mi caso, se viene repitiendo dos años seguidos: los bañistas. 

No tengo nada en contra de los mismos; yo en muchas ocasiones también lo soy, pero veo falta se sensibilización con el pescador y la actividad que realiza: me baño donde me da la gana… 

Por desgracia, me tengo que desplazar 800 km. cada vez que tengo la oportunidad de pescar un acotado en Asturias. 800 km. que realizamos, toda la cuadrilla, con la mayor de las ilusiones. 

Concretamente: este año hemos acudido a un coto del Narcea y a las pocas horas de comenzada la pesca…nos encontramos con cinco personas bañándose en el mejor pozo del coto, perros nadando tras pelotas, piedras al agua.. 

El año pasado, en el Sella, un grupo de chavales disfrutaban de su barca de goma de un lado a otro del coto durante horas… 

Viaje, hoteles, licencias, permisos, cebos… todo a la …. Por segunda vez. 

Ante esta situación, recientemente consulte en el Servicio de Atención al Ciudadano del Principado, si hay alguna regulación en esta materia, o como actuar en estos casos. Se me ha indicado que el baño viene regulado por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, y que al no estar reguladas las zonas de baño, se entiende que todas son aptas… 

Hemos aprendido a convivir con las piraguas. Estamos informados de la posibilidad de encontrarlas en el rio, pasan y tratas de encontrar la forma de seguir pescando con alguna opción. Pero si estamos durante horas alterando la paz de un pozo, qué sentido tiene seguir pescando? 

En mi opinión: creo que deberían regularse zonas de baño, al menos durante la temporada de pesca o al menos advertir de cuáles son los cotos en los que es más frecuente la presencia de bañistas para que cada uno elija en consecuencia. 

De no ser así: al menos yo, en años posteriores preferiré elegir cotos tradicionales en Mayo o primeros de Junio, que sin muerte a finales de temporada. Flaco favor al rio… 

 

Un saludo.