Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar

Acceso a Usuarios

Parte salmonero 16-06-18

Fecha: 16 de Junio de 2018

 

 

PARTE SALMONERO CAMPAÑA 2018 

Día 16 de junio de 2018

 

 

RIO

2013

2014

2015

2016

2017

 ANTERIOR

DIA

TOTAL

EO

106

40

84

58

32

18

0

18

PORCIA

Veda

Veda

Veda

Veda

Veda

Veda

Veda

Veda

NAVIA

Veda

Veda

Veda

Veda

Veda

Veda

Veda

Veda

ESVA

28

38

27

14

10

10

0

10

NAR-NAL

288

512

352

229

165

162

3

165

SELLA-PILOÑA

210

358

264

252

83

91

4

95

DEVA-CARES

94

142

203

119

41

40

0

40

TOTAL

726

1090

930

672

331

321

7

328


TAMBIÉN LA MOSCA ARTIFICIAL PROTEGE AL SALMÓN: HOY SE PESCARON ÚNICAMENTE 7 SALMONES

Oviedo.- También la restricción en el uso de determinados señuelos, es capaz de ser un elemento conservador y protector de las especies piscícolas, porque le proporcionan al animal mayores posibilidades de ganarle la partida al pescador, como lo pone en evidencia el hecho de que hoy haya entrado en vigor la eliminación del cebo natural para la pesca del salmón, que a partir de hoy sábado únicamente se puede pescar a mosca artificial. Para demostrar lo que les estamos comentando, no hay más que recordar que ayer se pescaron en el Narcea-Nalón nada menos que 28 ejemplares, mientras que hoy los aficionados, al tener que hacer uso de la mosca artificial, sólo han podido poner en tabla tres (3) animales. Algo parecido sucedió en el Sella-Piloña, que en esta jornada vio reducida la productividad a la mitad de capturas de las registradas ayer, es decir, a 4 salmones.

Amigos: nada tenemos en contra del cebo natural, pero siempre les estaremos insistiendo que para seguir teniendo salmones, hay que procurarles las mejores condiciones de vida en los ríos y eso pasa por restringir los métodos y artes de pesca en función de las condiciones hidrobiológicas que puedan presentar los ríos a lo largo de la temporada. Esto no cabe duda que es un gran acierto de la Administración del Principado de Asturias, que ha sabido responder con inteligencia y sensibilidad a las sugerencias que les ha venido planteando la REAL ASOCIACIÓN ASTURIANA DE PESCA FLUVIAL desde hace bastantes años.

CORTANDO Y PEGANDO…

Como ya les advertíamos en la crónica de ayer martes, día 12 de junio, hoy ponemos a su disposición los criterios justificativos del apartado b) que se citaba en el “PLAN PARA EL ORDENAMIENTO DE LA GESTIÓN DE LOS RECURSOS PISCÍCOLAS DE SALMÓN EN EL PRINCIPADO DE ASTURIAS: ANÁLISIS Y PROPUESTA DE ALTERNATIVAS”, que se refiere a la necesidad de implantar una serie de medidas que inciden directamente en la recuperación y el mantenimiento de las poblaciones piscícolas de Salmón Atlántico (Salmo salar) en todos los ríos salmoneros asturianos. En la crónica de hoy abordaremos el epígrafe relativo a la normativa general de pesca, que se incluía como apartado c) en el epígrafe titulado: “Medidas técnicas con incidencia directa sobre las poblaciones de salmón”.

Volvemos a insistir en que el documento mencionado expone criterios y razonamientos que en la actualidad ya han podido ser superados por la evolución de la ciencia y los avances tecnológicos, pero nadie podrá negar que hace casi treinta años, tenían plena vigencia y estaban absolutamente justificados porque el descenso de las poblaciones de salmón comenzaban a dar los primeros síntomas de alarma.

Este documento fue puesto a disposición del entonces Vicepresidente y Consejero de la Presidencia del Gobierno del Principado de Asturias y supuso todo un aldabonazo en lo que al cambio del modelo de gestión que se estaba llevando hasta ese momento se refiere. Dice lo siguiente:

 

“(…) Normativa general de pesca

Hemos dicho anteriormente que los pescadores deportivos asturianos estamos altamente interesados en lograr que el Salmón Atlántico no desaparezca de los ríos del Principado de Asturias, puesto que son plenamente conscientes de los graves peligros que dicha especie está atravesando en la actualidad, deseo por otra parte lógico porque, por razones obvias, si esto llegara indeseablemente a producirse nada tendrían que pescar en los diferentes cursos fluviales de la región.

Por este motivo, a continuación exponemos lo que se considera necesario contemplar con carácter general en una normativa de pesca que no tiene otro objetivo que mitigar en parte el excesivo acoso que sufre el salmón por parte de algunos pescadores, que sólo ven en el mismo un objeto de lucro económico en modo alguno justificado en la actualidad. A demás, y como quiera que las medidas que se proponen son un auténtico sacrificio para el pescador, es lógico pensar que a éste se le pueda compensar de alguna forma permitiéndole la posibilidad de acudir al río en mayor número de ocasiones que en la actualidad, aunque para ello se vea en la necesidad de desembolsar más dinero para conseguirlo.

En este sentido, es necesario ser plenamente conscientes que los pescadores deportivos sienten como verdadera necesidad el poder ir a pescar con absoluta tranquilidad, es decir, sin miedo a las trabas administrativas que son causa y origen del rechazo secular que mantienen a una normativa de pesca poco flexible que les cercena el derecho más elemental que pueda tener todo pescador deportivo, es decir, la ilusión de poder ejercitar su deporte favorito como es la pesca del salmón.

a)     Con carácter general para todos los ríos salmoneros, establecer la obligación de obtener permiso de pesca a todo pescador que quiera acudir a los tramos libres de dichos ríos; esto es, pescar salmón, pero pagando por ello. En realidad, lo ideal sería que en los ríos salmoneros no existieran tramos libres, fundamentalmente debido a que este sensible pez lo que necesita es tener descanso cuando vive en agua dulce. Con ello se evitaría que en los pozos libres hubiera más de tres cañas por día como ocurre en la actualidad, puesto que se da la circunstancia desfavorable para el pez que en algunos pozos puedan concentrarse hasta treinta pescadores en una sola jornada, lo cual es incompatible con el ejercicio de la pesca en tramos acotados como consecuencia de que el salmón no tiene tiempo de llegar a los mismos; hecho que se hace más patente en época de escasez como la actual que cuando hay abundancia de peces, que es lo que se pretende con el Plan que estamos proponiendo.

b)     Los pozos libres de todos los ríos salmoneros del Principado adquirirán la condición de cotos de sábados, domingos y festivos, los cuales solamente serían adjudicados previo sorteo quincenal anticipado, entre todos los pescadores que sean socios de salmón de las diferentes asociaciones de pescadores con implantación en nuestra región, lo cual no es sino una compensación a la contribución económica que realizan anualmente en favor de la repoblación de los ríos.

Esta medida se considera muy importante porque elimina presión de pesca durante unos días que podemos catalogar como críticos, sobre todo por la afluencia de pescadores de trucha un considerable número de esquines de salmón en los tramos libres, bien por desconocimiento de las especies o simplemente por el único afán de hacer daño a este castigado y maravilloso animal.

c)      Sustitución de una caña en todos los cotos salmoneros mediante el pago de un nuevo permiso por parte del sustituto. Esta medida tiene un marcado poder publicitario, porque permitiría hacer retornar a pescar a los ríos asturianos a muchos pescadores deportivos de otras comunidades autónomas, cuya afluencia se ha visto notablemente mermada en los últimos años al no tener la posibilidad de venir a pescar durante varios días seguidos. Es lógico pensar que un pescador de Madrid, por poner un ejemplo, no vendría a Asturias a pescar durante una sola jornada, necesitando cuando menos un par de días para decidirse a realizar el viaje, y esto la mayoría de las ocasiones no se puede conseguir porque está siempre condicionado por haber conseguido un buen número en el Sorteo General del salmón. Por otra parte, no hay que olvidar el notable incremento que se produciría en las recaudaciones por este concepto que incidirían muy favorablemente en las Arcas públicas, sin obviar por supuesto, los efectos indirectos que se ejercerían sobre la economía de los pueblos ribereños. 

d)     Establecer un cupo de tres salmones por día en todos los cotos de la región, independientemente del número de titulares presentes en ellos. Esta medida, que puede en principio parecer anti conservacionista, no lo es en absoluto en la práctica por el hecho de que el salmón atlántico es un pez emigrante, lo que nunca da la garantía al pescador de encontrárselo en el coto que le tocó en suerte bastantes meses antes.

Además, cosa no menos importante a tener en cuenta, es preciso recordar que los pescadores, en el momento de la elección de los cotos de pesca, se han visto obligados a satisfacer el importe de tres permisos, y si en algunos pozos libres se puede pescar actualmente, y absolutamente gratis, un número superior a tres peces, no vemos la razón por la cual en los tramos acotados se condiciona el número de éstos a que en ellos tengan que estar obligatoriamente los tres titulares.

Si por cualquier circunstancia en un pozo salmonero no hay salmones, es evidente que nada podrán pescar los titulares presentes en él; por el contrario, si dos titulares no pudieron acudir ese día al río y el tercero se encuentra con varios peces en su seno, lo lógico sería que éste pudiera pescar los tres peces que previamente había pagado. Esta forma de actuación funciona de maravilla en la comunidad de Cantabria, traduciéndose en una creciente demanda de cotos por parte de pescadores deportivos asturianos, que encuentran en esta región unas condiciones de pesca que desearían tener en el Principado de Asturias.

e)     Prohibir el uso de la cucharilla y el devón en todos los ríos de la región a partir del 1º de junio, que es la época de año donde más posibilidades existen de gran afluencia de salmones en los mismos. La experiencia introducida en la temporada de pesca que acaba de finalizar, prohibiendo el uso de estas artes al principio de la temporada no produjo ni perjuicio ni beneficio para el salmón, por la simple razón de que, independientemente del nivel de agua que tengan los ríos al principio de la campaña, el número de peces que entran por ellos es notablemente inferior que en primavera y verano; y poco puede importar al gestor de la Pesca que algunos aficionados agoten sus energías lanzando la cucharilla en sitios donde lo más probable es que no haya nada que pescar, lo cual evita de raíz el enfado del pescador que le gusta utilizar habitualmente dichas artes, que utilizadas honestamente son capaces de propiciar algunas capturas a principios de temporada.

Sin embargo, en verano las cosas cambian porque el salmón está mucho más indefenso en el río, debido fundamentalmente al nivel que alcanzan las aguas en la época estival, lo que le pone a merced de quienes no sienten por él ni el más mínimo respeto, que son aquellos pescadores que deberían sentir de cerca de sí la presión vigilante, preventiva y sancionadora de los agentes de la autoridad.

f)       Establecer, mediante los mecanismos legales que se estimen oportunos, más Centros de Precintaje de salmón de los que existen en la actualidad, entendiendo esto como un servicio mucho más ágil que se le puede ofrecer al pescador. En este sentido, consideramos conveniente la existencia de un centro de precintaje cada 5 kilómetros, distribuyéndolos estratégicamente en establecimientos hosteleros que cumplan con el Pliego de Condiciones que se pueda establecer, por ejemplo, en una oferta pública para la adjudicación anual de dicho servicio. De esta manera, aparte de que la Administración podría recibir un dinero nada desdeñable para emplearlo en otros fines, permitiría disponer de más efectivos de guardería en el río en los momentos y lugares en que es absolutamente imprescindible su presencia, tanto para la vigilancia de los cursos bajos de los ríos en los que se pueden utilizar redes para la pesca del salmón, como para la vigilancia de aquellos pescadores que tienen fama acreditada de deshonestos y poco deportivos, que por desgracia aún se siguen moviendo impunemente por las orillas de nuestros ríos salmoneros.

 g)     Eliminar de la actual normativa la disposición que prohíbe la utilización del gancho como arte de ayuda al pescador para extraer del río los salmones, porque la filosofía de prohibirlo para impedir que grampinen los salmones, sólo ha conducido a que no hayan pasado por el control oficial del precinto un número considerable de peces honestamente pescados durante las últimas temporadas, lo que se ha traducido en una publicidad negativa de cara a los pescadores de otras comunidades autónomas, que están dejando de venir a pescar a Asturias a la vista del descenso de capturas que se publica diariamente en la Prensa regional.

Es preciso tener en cuenta lo que comentábamos anteriormente, es decir, los salmones pueden sufrir heridas de diferente naturaleza, tanto en el mar como cuando efectúan el remonte de los ríos. Sin embargo, estos peces pican bien a los cebos que les presentan los pescadores deportivos honestos, incluso a pesar de que hayan sido pinchados aguas abajo por un grampín o una cucharilla ilegalmente utilizados, motivo por el cual no creemos conveniente castigar al deportista en función de lo que puedan realizar en el río determinados pescadores de forma extradeportiva; en primer lugar porque los primeros son muchos, mientras que los segundos son una minoría que puede ser eficazmente controlada por un servicio de guardería estratégicamente distribuido por el río.

Por último, desde un punto de vista mucho más práctico, y sin que ello represente por nuestra parte defensa de las utilización de estas artes ilegales, tampoco hay que rasgarse las vestiduras por el hecho de que algún salmón pueda ser extraído irregularmente del agua con la ayuda de un grampín o una cucharilla, porque es bastante más grave lo que le está sucediendo al salmón en el mar y en los estuarios de los ríos por donde se ven obligados a penetrar, en cuyos lugares se les tienden toda suerte de redes para extraerlos en mucha mayor cantidad y con bastante mayor sufrimiento para el pez.

h)     Con carácter general para todos los ríos salmoneros del Principado de Asturias, establecer la apertura de la campaña el primer domingo de marzo, dándola por terminada el segundo domingo del mes de julio.

La pesca de la trucha y el reo en los ríos salmoneros solamente será autorizada desde el primer domingo de mayo, quedando definitivamente vedados el mismo día en que finaliza la pesca del salmón.

Lo que se trata de conseguir con esta disposición es respetar las propias imposiciones de la Naturaleza, que es la que determina inequívocamente todos los años cuando finaliza la temporada de pesca en los ríos asturianos. El criterio de alargar la pesca en los ríos salmoneros basándose en el concepto de que son los propios pescadores los que mantienen cierta vigilancia de los ríos, es un eufemismo que sólo está justificado por aquellos que saben que en agosto también se puede pescar algún salmón bajo la disculpa de que se pescan reos, ello independientemente de las artes y cebos que puedan estar legalmente permitidos. Nosotros lo que tratamos es de preservar al salmón, que es la especie que más cuidados debe recibir por parte de quienes estamos interesados en su salvación (…)”.

Continuará…

DISTRIBUCION DE LAS CAPTURAS

Antes de proceder a facilitarles la información relativa a la jornada de pesca, creemos necesario aclararles que, en base a la dispuesto en la vigente La Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, (LOPD), y el Reglamento que la desarrolla, aprobado por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre,  únicamente se procederá a la identificación de los pescadores siempre y cuando estos den su consentimiento expreso a los agentes de Medio Natural cuando acudan a precintar los salmones que tengan la suerte de pescar.

Entre la información que intentaremos trasladarles y como ustedes mismos podrán comprobar en el cuadro que representa el Balance Provisional de Capturas, haremos referencia a los salmones que se han podido precintar hasta la misma fecha de hoy en las cinco temporadas precedentes a la actual, es decir: 2013, 2014, 2015, 2016 y 2017, con lo cual se podrán forjar una clara idea de la evolución de las capturas en dicho periodo de tiempo.

Asimismo, a partir del día 1 de mayo, también les ofreceremos semanalmente los comentarios sobre comparativa de capturas y otros aspectos de interés que se incluirán en las crónicas todos los jueves de descanso obligado.

Río Eo, 0.- En esta jornada, el Eo no dio salmones a los aficionados que le visitaron. Por tal motivo, aunque el río está en inmejorables condiciones para la pesca, el Balance Provisional de Capturas sigue inamovible en esos 18 ejemplares que lleva computados desde ayer viernes. El peso medio de estos salmones es de 4,978 kilos.

Río Esva, 0.- Tampoco el Esva contribuyó a incrementar su cuenta particular del Balance Provisional de Capturas, que exhibe esos 10 salmones desde ayer viernes. El peso medio es de 4,575 kilos.

Río Narcea-Nalón, 3.- José L. Álvarez Galán, de Grado, 4,405 kilos, 71x41 cm, a mosca artificial, en la zona libre; Manuel Fidalgo Fernández, una leyenda como pescador y mejor persona, de Cangas de Narcea, 4,240 kilos, 73x36 cm, a mosca artificial, en un lance libre; un aficionado, el primer “añal” de la temporada, 2,710 kilos, 66x32 cm, a mosca artificial, en la zona libre.

El pasado miércoles, un aficionado pescó un salmón de 6,240 kilos, 79x40 cm, a cebo natural en el coto parcial de La Cerezalina (río Nalón).

Del salmón del pasado miércoles no tenemos los datos, pero trataremos de dárselos mañana sábado. El Narcea-Nalón anota un total de 165 ejemplares en el Balance Provisional de Capturas; cuyo peso medio es de 5,394 kilos.

Río Sella-Piloña, 4.- Manuel Gutiérrez Álvarez, de Sevares (Piloña), 5,350 kilos, 82x42 cm, amosca artificial, en la zona libre; Juan José Peruyero Fernández, de Arriondas, extraordinario pescador, que nos merece el máximo respeto por su bonhomía, 5,020 kilos, 80x40 cm, a mosca artificial, en lo libre; José A. Devesa Piñera, de Ceceda, 5,310 kilos, 78x42 cm, a mosca artificial, en la zona libre; nuestro amigo Omar Alonso Maestro, otro excelente profesional de la Producción Forestal y magnífico pescador de Cangas de Onís, 4,460 kilos, a mosca artificial, en la zona libre.

El sistema de ríos Sella-Piloña aumenta su cuenta particular a 95 salmones en lo que va de temporada, ocupando la segunda posición en el Balance Provisional de Capturas. El peso medio es de 5,045 kilos.

Río Deva-Cares, 0.- El Cares-Deva mantiene su cómputo particular en 40 salmones, puesto que en esta jornada se quedó en blanco.

El Cares-Deva anota 40 salmones en su casillero particular en el Balance Provisional de Capturas. El peso medio es de 5,021 kilos.

En virtud de los datos anteriores, el Balance Provisional de Capturas acumula un total de 328 salmones, con la siguiente distribución por ríos: Eo (18), Esva (10), Narcea-Nalón (165), Sella-Piloña (95) y Deva-Cares (40).

ESTADO DEL NIVEL DE LOS RÍOS

Río Eo.- En la Estación de Aforo de San Tirso de Abres, el nivel del agua es de 0,74 m, 2 cm menos que ayer viernes. El dato está tomado a las 20:00 horas, con tendencia a estabilizar. En este lugar, el Nivel de Seguimiento (NS) es de 2,20 metros. Está alto de nivel, pero sin impedimento para la pesca de salmón.

Río Esva.- En el río que discurre por el concejo de Valdés, y más concretamente en la Estación de Aforo de Trevías, el nivel de aguas a las 20:00 horas era de 0,96 m, que supone 6 cm menos que ayer viernes. En esta estación el Nivel de Seguimiento es de 2,00 metros y la tendencia era a estabilizar.

Río Narcea.- En la Estación de Aforo de Quinzanas, a las 20:00 horas, el nivel del agua era de 1,25 metros, 2 cm menos que el día anterior, con tendencia a estabilizar.

Río Nalón.- En la Estación de Aforo de Grullos, a las 20:00 horas, el limnígrafo indicaba 2,06 m, o sea, 6 cm menos que el día anterior, con tendencia a ir subiendo. En esta estación el Nivel de seguimiento es de 4,20 metros.

Río Piloña.- En la Estación de Aforo de Villamayor, a las 20:00 horas, el río marcaba 1,55 metros, es decir, 4 cm menor al de ayer viernes. En esta estación el Nivel de Seguimiento es de 4,00 metros y la tendencia era de mantenerse estable.

Río Sella.- En la Estación de Aforo de Cangas de Onís, a las 20:00 horas el dato de altura de la lámina de agua era de 2,03 m, 10 cm menos que el día anterior, viernes. En esta estación el Nivel de Seguimiento es de 4,00 metros y la tendencia era de ir a la situación de bajada de nivel.

Río Cares.- En la Estación de Aforo de Mier, a las 20:00 horas, el limnímetro marcaba 1,54 metros; es decir, 4 cm menor que el día anterior. En esta estación el Nivel de Seguimiento es de 3,30 metros y la tendencia era de ir estabilizando.

Río Deva.- En la Estación de Aforo de Panes, a las 20:00 horas, el registro del limnígrafo era de 1,67 metros, 3 cm menos que el viernes anterior. En esta estación el Nivel de Seguimiento es de 3,50 metros y presentaba una tendencia a la estabilidad.