Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar

Acceso a Usuarios

Lunes de descanso para los salmones.

Fecha: 03 de Junio de 2019

Parte salmonero de día 3 de junio de 2019

             

 

BALANCE DE CAPTURAS

 

 

RIO

2015

2016

2017

2018

ANT.

DIA

TOTAL

EO

62

42

24

11

16

0

16

PORCIA

Veda

Veda

Veda

Veda

Veda

Veda

Veda

NAVIA

Veda

Veda

Veda

Veda

Veda

Veda

Veda

ESVA

24

7

7

8

1

0

1

NARCEA-NALON

262

141

106

97

 148

0

148

SELLA-PILOÑA

198

122

57

60

102

0

102

DEVA-CARES

153

76

24

30

52

0

52

TOTAL

699

388

218

206

319

0

319

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1969: UNA CAMPAÑA DE PESCA EXCEPCIONAL

 

Día 18  de junio de 1969

 

Oviedo.-  Ya queda menos para poner el epílogo a la campaña de pesca de 2018, exactamente tres semanas, pero aún tenemos tiempo de darles a conocer algunas crónicas más de la impresionante temporada de pesca del año 1969; pero créannos que no lo hacemos con ninguna malsana intención, sino con el propósito de tratar de hacerles comprender que sí se puede, que impedir la desaparición del salmón de nuestras aguas continentales no tiene por qué ser una aventura imposible de lograr; únicamente hace falta una cosa: que todos los pescadores aúnen sus esfuerzos en una sola dirección, olvidándose de intereses particulares y luchando en común para que el Poder Legislativo, con el apoyo de todos los pescadores,  adopte las leyes y reglamentos que lo hagan posible. No hay otro camino, que será tortuoso, pero en modo alguno debe resultar imposible. Nosotros, desde aquí, les animamos a intentarlo, porque quedarse quietos no es precisamente la solución.

 

Dicho lo anterior, seguidamente reproducimos íntegramente el contenido de la crónica de pesca del diario “REGIÓN”, que salió publicada el día 18 de junio de 1969. En cuanto la lean, tienen toda la libertad para opinar sobre ella lo que consideren oportuno. Sería un hito histórico que los ríos asturianos vuelvan a ofrecer los números de aquella campaña de pesca, en la que retornaron al Principado de Asturias en torno a 70000 salmones. La crónica en cuestión decía lo siguiente:

 

“Cuarenta y siete salmones se capturaron ayer en el Cares”

 

“ (…) EN EL EO

 

No pudimos establecer contacto con nuestro informador. Línea mal, nos dijeron en la Telefónica.

 

NAVIA

Siete ejemplares.

Ceferino Gayol Morán, 5 kilos, en Barzamial; José Angel Gayol Méndez, 4,100, en Barzamial; Ramón Martínez Méndez, 3,850, en La Calea; Isaac González Quintana, 4,850, en Posobrón; Jesús Martínez Suárez, 5,100, en Calea; Jorge Álvarez Rodríguez, 5,100, Canto; Juan Álvarez García, 4,350, en Posobrón.

 

EN EL NARCEA

 

José Luís Vázquez, 7,800, en Zarro; Luís Alonso, 4,700, en El Puente; Alfonso Bertrand, 4,200, en Las Mestas; Elvira Ruíz Velasco, 4,200, en Las Mestas; José Menéndez Cabeza, 4,500, en Arenas; Ángel Tamés, 4 kilos, en El Tejo; Lorenzo Aguirre, 2,500, en La Defensa; Gonzalo Méndez, 9 kilos en La Llonga, y otro ejemplar de 6 kilos, en La Llera. Total en el Narcea en el día de ayer, nueve piezas. ¿Se acabaron los salmones?

 

EN EL CANERO

 

Cuatro.

“Pepe La Rubia”, 4,600, en El Benito; un deportista, Muros de Arriba, 4,400; Jesús Garandés, 3,300, en Campón; José Manuel Lorenzo, 4 kilos, en El Campón.

 

EN EL CARES

 

Este río está en un momento impresionante. Cuarenta y siete piezas. Manífica jornada.

Se precintaron en Niserias. Joaquín Comins, en Puente Viejo, 4,200 kilos; José Manuel Miranda, Lote 2, zona alta, 9,100 kilos; José María Sereña, Lote seis, 5,900 y 6,500 kilos; Lote número 7, un inglés, 4,200; en el mismo lugar, otro inglés, 5,600; lote número 5, José Luís Rodríguez Martínez, 5,200; reserva de Niserias, Luís Marazuela, dos, de 4,500 y 4,900; Antonio Marazuela, en el mismo lugar, 4,500; en Jaces, tres deportistas de Oviedo, tres salmones de 4,200, 4,350 y 4,350 kilos; en Niserias, Gumersindo Fernández, 5 kilos; José César Camino, en Niserias, dos, de 4,500 y 4,800 kilos; en La Veguca, Ángel Vega, 4,900 kilos; en El Seu, Antonio Triago, 4,400 kilos; en La Veguca, Arturo Noriega, 4,500.

En Panes se controlaron otros veintiocho salmones. ¡Menuda costera!

 

EN EL SELLA

 

También ha bajado el rendimiento en este río. Tenemos ocho piezas controladas. Al parecer se cobraron doce. Son pocas.

Ricardo Fernández, 4,800, en Dámaso; Andrés Naveces, 4 kilos, en La Tejera; Antonio Llames, 6,500, en Estayos; José García Laría, 4,600, en Vao Las Vacas; Ricardo Ampudia, 3,500, Espigones de Arriondas; José Manuel Vega, 8 kilos, en La Teya; Luís Gutiérrez, 4,500, en El Arco; Julio Ampudia, 4 kilos, en Barca de Cuevas (…)”.

 

BALANCE

 

SELLA

1638

NARCEA

985

CARES

1211

EO

365

NAVIA

216

CANERO

135

TOTAL

4550

 

 

Sólo hemos de recordar que en dicha campaña de pesca, el balance de capturas alcanzó la impresionante cifra de 6893 salmones, que se repartieron de la siguiente forma: Eo, 409; Navia, 286; Esva-Canero, 195; Narcea, 1349; Sella, 2041; Cares-Deva, 2613.

 

“(…) SORTEO DE COTOS DEPORTIVOS DE SÁBADOS, DOMINGOS Y FESTIVOS EN EL RÍO SELLA CORRESPONDIENTES A LOS DÍAS 21 Y 22 DEL ACTUAL, CELEBRADO AYER EN LA ASOCIACIÓN ASTURIANA DE PESCA.

 

Día 21.- La Escrita, Aurelio Sánchez Argüelles; La Teya, María Lucía Herrero Cuevas; Ñasares, Jesús González Pérez; Puente Romano, Manuel Suárez García; El Capitán, Rufino Iglesias Vigil; Puente Villanueva, José Miranda Alonso; Palomar, Luciano Iglesias Rodríguez; El Aliso, Manuel González Caldevilla; Rozadones, Valentín Loredo Rodríguez; Barreño, Andrés García Fernández; Barco de Arriondas, José Ramón Hernández Vaquero;  Sampedro, María Anunciación Zarauza Calzón; El Arco, Manuel López Osorio; Pico La Vieja, Juan Redondo Pérez; Requejada, Carlos Álvarez Villanueva; La Uña, Luís Pérez Silván; La Cruz, Amador Moradiellos Díaz.

Día 22.- La Escrita, Segundo Espina Crespo; La Teya, Ramón García Arboleya; Ñasares, José Rafael Rodríguez González; Puente Romano, María Isabel Beltrán Villar; El Capitán, Purificación del Rosal Martínez; Puente Villanueva, María Pilar Pérez Roig; Palomar, María González García; El Aliso, José Ramón Fernáandez García; Rozadones, Eutimio García Alonso; Barreño, Julián del Río Civicos; Barco de Arriondas, Ramón Rojo Ovies;  Sampedro, Fernando Alonso Moreno; El Arco, Carmen Casares Rodríguez; Pico La Vieja, Alfredo Arias Argüelles; Requejada, Secundino Torre Coto; La Uña, María Pilar González García; La Cruz, Fernando Zaloña Pérez.

Se presentaron un total de 259 solicitudes (…)”

 

 

 

IDEAS DE HACE MÁS DE TREINTA AÑOS

 

Como ya les advertíamos en la crónica del lunes pasado, hoy ponemos a su disposición los criterios esgrimidos en el epígrafe 1.2 que se citaba en el “PLAN PARA EL ORDENAMIENTO DE LA GESTIÓN DE LOS RECURSOS PISCÍCOLAS DE SALMÓN EN EL PRINCIPADO DE ASTURIAS: ANÁLISIS Y PROPUESTA DE ALTERNATIVAS”, que se refiere a las “(…) Medidas técnicas con incidencia directa sobre las poblaciones de salmón (…)”, puesto que, por error, hemos puesto el carro delante de las vacas, al haberles ofrecido el epígrafe 1.3 que debía seguir al que les vamos a reproducir hoy.

 

Volvemos a insistir –y esto es muy importante que lo comprendan nuestros lectores− en que el documento mencionado expone criterios y razonamientos que en la actualidad ya han podido ser superados por la evolución de la ciencia y los avances tecnológicos, pero nadie podrá negar que hace casi treinta años, tenían plena vigencia y estaban absolutamente justificados porque el descenso de las poblaciones de salmón comenzaba a dar los primeros síntomas de alarma.

 

Este documento fue puesto a disposición del entonces Vicepresidente y Consejero de la Presidencia del Gobierno del Principado de Asturias y supuso todo un aldabonazo en lo que al cambio del modelo de gestión que se estaba llevando hasta ese momento se refiere. Dice lo siguiente:

 

1.2.         Medidas técnicas con incidencia directa sobre las poblaciones de   salmón

 

Básicamente, este tipo de medidas estarían dirigidas a la adopción de las siguientes líneas de actuación:

 

  1. Diferenciación clara y terminante entre los planes de aprovechamiento y gestión del salmón y de la trucha.
  2. Adopción de modelos de pesca y gestión vigentes en los países de la CEE y en Estados Unidos, introduciendo en nuestra normativa aquellos aspectos que más se adapten a los fines que se persiguen.
  3. Establecimiento de una normativa general con solución de continuidad de no menos de 6 años de duración.
  4. Establecimiento de una normativa específica para cada río salmonero, en la que se recojan aquellos aspectos puntuales que son consecuencia de las evidentes diferencias que existen entre todos y cada uno de ellos.

 

1.2.1.   Diferenciación entre los planes de aprovechamiento del salmón y la trucha

 

Es evidente que, aunque el salmón y la trucha son especies perfectamente compatibles en los ríos salmoneros asturianos, su comportamiento en los mismos es absolutamente diferente, siendo el rasgo más diferenciador el carácter emigrante del salmón frente al sedentario de la trucha. Además, cosa que no se puede olvidar en ningún instante, la pesca del salmón requiere la utilización de artes y técnicas distintas a las que se utilizan para la trucha, que son consecuencia lógica y directa de las dimensiones que puede llegar a alcanzar el salmón en relación a las máximas normales que tiene la trucha en los ríos asturianos. Por esta razón, si las técnicas y artes de pesca de ambas especies son diferentes, el ordenamiento de su pesca deportiva debe gozar de la misma diferencia.

 

1.2.2.   Modelos de pesca vigentes en la CEE y en Estados Unidos

 

En los países miembros de la CEE y en Estados Unidos existen modelos de gestión de la pesca que contienen aspectos encaminados a la conservación del Salmón Atlántico sin perjuicio de su pesca deportiva, cuya aplicación está reportando notables éxitos en esta importante tarea. En este sentido, consideramos que sería muy conveniente que se analice la legislación comparada de dichos países y se adopten aquellos aspectos que más se adapten a los fines que se pretenden conseguir en nuestra Comunidad autónoma.

 

1.2.3.   Normativa general de pesca

 

Hemos dicho anteriormente que los pescadores deportivos asturianos estamos altamente interesados  en lograr que el Salmón Atlántico no desaparezca de los ríos del Principado de Asturias, puesto que son plenamente conscientes de los graves peligros que dicha especie está atravesando en la actualidad, deseo por otra parte lógico porque, por razones obvias, si esto llegara indeseablemente a producirse nada tendrían que pescar en los diferentes cursos fluviales de la región.

 

Por este motivo, a continuación exponemos lo que se considera necesario contemplar con carácter general en una normativa de pesca que no tiene otro objetivo que mitigar en parte el excesivo acoso que sufre el salmón por parte de algunos pescadores, que sólo ven en el mismo un objeto de lucro económico en modo alguno justificado en la actualidad. A demás, y como quiera que las medidas que se proponen son un auténtico sacrificio para el pescador, es lógico pensar que a éste se le pueda compensar de alguna forma permitiéndole la posibilidad de acudir al río en mayor número de ocasiones que en la actualidad, aunque para ello se vea en la necesidad de desembolsar más dinero para conseguirlo.

 

En este sentido, es necesario ser plenamente conscientes que los pescadores deportivos sienten como verdadera necesidad el poder ir a pescar con absoluta tranquilidad, es decir, sin miedo a las trabas administrativas que son causa y origen del rechazo secular que mantienen a una normativa de pesca poco flexible que les cercena el derecho más elemental que pueda tener todo pescador deportivo, es decir, la ilusión de poder ejercitar su deporte favorito como es la pesca del salmón.

 

  1. Con carácter general para todos los ríos salmoneros, establecer la obligación de obtener permiso de pesca a todo pescador que quiera acudir a los tramos libres de dichos ríos; esto es, pescar salmón pero pagando por ello. En realidad, lo ideal sería que en los ríos salmoneros no existieran tramos libres, fundamentalmente debido a que este sensible pez lo que necesita es tener descanso cuando vive en agua dulce. Con ello se evitaría que en los pozos libres hubiera más de tres cañas por día como ocurre en la actualidad, puesto que se da la circunstancia desfavorable para el pez que en algunos pozos puedan concentrarse hasta treinta pescadores en una sola jornada, lo cual es incompatible con el ejercicio de la pesca en tramos acotados como consecuencia de que el salmón no tiene tiempo de llegar a los mismos; hecho que se hace más patente en época de escasez como la actual que cuando hay abundancia de peces, que es lo que se pretende con el Plan que estamos proponiendo.

 

  1. Los pozos libres de todos los ríos salmoneros del Principado adquirirán la condición de cotos de sábados, domingos y festivos, los cuales solamente serían adjudicados previo sorteo quincenal anticipado, entre todos los pescadores que sean socios de salmón de las diferentes asociaciones de pescadores con implantación en nuestra región, lo caual no es sino una compensación a la contribución económica que realizan anualmente en favor de la repoblación de los ríos.

 

Esta medida se considera muy importante porque elimina presión de pesca durante unos días que podemos catalogar como críticos, sobre todo por la afluencia de pescadores de trucha un considerable número de esquines de salmón en los tramos libres, bien por desconocimiento de las especies o simplemente por el único afán de hacer daño a este castigado y maravilloso animal.

 

  1. Sustitución de una caña en todos los cotos salmoneros mediante el pago de un nuevo permiso por parte del sustituto. Esta medida tiene un marcado poder publicitario, porque permitiría hacer retornar a pescar a los ríos asturianos a muchos pescadores deportivos de otras comunidades autónomas, cuya afluencia se ha visto notablemente mermada en los últimos años al no tener la posibilidad de venir a pescar durante varios días seguidos. Es lógico pensar que un pescador de Madrid, por poner un ejemplo, no vendría a Asturias a pescar durante una sola jornada, necesitando cuando menos un par de días para decidirse a realizar el viaje, y esto la mayoría de las ocasiones no se puede conseguir porque está siempre condicionado por haber conseguido un buen número en el Sorteo General del salmón. Por otra parte, no hay que olvidar el notable incremento que se produciría en las recaudaciones por este concepto que incidirían muy favorablemente en las Arcas públicas, sin obviar por supuesto, los efectos indirectos que se ejercerían sobre la economía de los pueblos ribereños.

 

  1. Establecer un cupo de tres salmones por día en todos los cotos de la región, independientemente del número de titulares presentes en ellos. Esta medida, que puede en principio parecer anticonservacionista, no lo es en absoluto en la práctica por el hecho de que el salmón atlántico es un pez emigrante, lo que nunca da la garantía al pescador de encontrárselo en el coto que le tocó en suerte bastantes meses antes.

 

Además, cosa no menos importante a tener en cuenta, es preciso recordar que los pescadores, en el momento de la elección de los cotos de pesca, se han visto obligados a satisfacer el importe de tres permisos, y si en algunos pozos libres se puede pescar actualmente, y absolutamente gratis, un número superior a tres peces, no vemos la razón por la cual en los tramos acotados se condiciona el número de éstos a que en ellos tengan que estar obligatoriamente los tres titulares.

 

Si por cualquier circunstancia en un pozo salmonero no hay salmones, es evidente que nada podrán pescar los titulares presentes en él; por el contrario, si dos titulares no pudieron acudir ese día al río y el tercero se encuentra con varios peces en su seno, lo lógico sería que éste pudiera pescar los tres peces que previamente había pagado. Esta forma de actuación funciona de maravilla en la comunidad de Cantabria, traduciéndose en una creciente demanda de cotos por parte de pescadores deportivos asturianos, que encuentran en esta región unas condiciones de pesca que desearían tener en el Principado de Asturias.

 

  1. Prohibir el uso de la cucharilla y el devón en todos los ríos de la región a partir del 1º de junio, que es la época de año donde más posibilidades existen de gran afluencia de salmones en los mismos. La experiencia introducida en la temporada de pesca que acaba de finalizar, prohibiendo el uso de estas artes al principio de la temporada no produjo ni perjuicio ni beneficio para el salmón, por la simple razón de que, independientemente del nivel de agua que tengan los ríos al principio de la campaña, el número de peces que entran por ellos es notablemente inferior que en primavera y verano; y poco puede importar al gestor de la Pesca que algunos aficionados agoten sus energías lanzando la cucharilla en sitios donde lo más probable es que no haya nada que pescar, lo cual evita de raíz el enfado del pescador que le gusta utilizar habitualmente dichas artes, que utilizadas honestamente son capaces de propiciar algunas capturas a principios de temporada.

 

Sin embargo, en verano las cosas cambian porque el salmón está mucho más indefenso en el río, debido fundamentalmente al nivel que alcanzan las aguas en la época estival, lo que le pone a merced de quienes no sienten por él ni el más mínimo respeto, que son aquellos pescadores que deberían sentir de cerca de sí la presión vigilante, preventiva y sancionadora de los agentes de la autoridad.

 

  1. Establecer, mediante los mecanismos legales que se estimen oportunos, más Centros de Precintaje de salmón de los que existen en la actualidad, entendiendo esto como un servicio mucho más ágil que se le puede ofrecer al pescador. En este sentido, consideramos conveniente la existencia de un centro de precintaje cada 5 kilómetros, distribuyéndolos estratégicamente en establecimientos hosteleros que cumplan con el Pliego de Condiciones que se pueda establecer, por ejemplo, en una oferta pública para la adjudicación anual de dicho servicio. De esta manera, aparte de que la Administración podría recibir un dinero nada desdeñable para emplearlo en otros fines, permitiría disponer de más efectivos de guardería en el río en los momentos y lugares en que es absolutamente imprescindible su presencia, tanto para la vigilancia de los cursos bajos de los ríos en los que se pueden utilizar redes para la pesca del salmón, como para la vigilancia de aquellos pescadores que tienen fama acreditada de deshonestos y poco deportivos, que por desgracia aún se siguen moviendo impunemente por las orillas de nuestros ríos salmoneros.

 

  1. Eliminar de la actual normativa la disposición que prohíbe la utilización del gancho como arte de ayuda al pescador para extraer del río los salmones, porque la filosofía de prohibirlo para impedir que grampinen los salmones, sólo ha conducido a que no hayan pasado por el control oficial del precinto un número considerable de peces honestamente pescados durante las últimas temporadas, lo que se ha traducido en una publicidad negativa de cara a los pescadores de otras comunidades autónomas, que están dejando de venir a pescar a Asturias a la vista del descenso de capturas que se publica diariamente en la Prensa regional.

 

Es preciso tener en cuenta lo que comentábamos anteriormente, es decir, los salmones pueden sufrir heridas de diferente naturaleza,  tanto en el mar como cuando efectúan el remonte de los ríos. Sin embargo, estos peces pican bien a los cebos que les presentan los pescadores deportivos honestos, incluso a pesar de que hayan sido pinchados aguas abajo por un grampín o una cucharilla ilegalmente utilizados, motivo por el cual no creemos conveniente castigar al deportista en función de lo que puedan realizar en el río determinados pescadores de forma extradeportiva; en primer lugar porque los primeros son muchos, mientras que los segundos son una minoría que puede ser eficazmente controlada por un servicio de guardería estratégicamente distribuido por el río.

 

Por último, desde un punto de vista mucho más práctico, y sin que ello represente por nuestra parte defensa de las utilización de estas artes ilegales, tampoco hay que rasgarse las vestiduras por el hecho de que algún salmón pueda ser extraído irregularmente del agua con la ayuda de un grampín o una cucharilla, porque es bastante más grave lo que le está sucediendo al salmón en el mar y en los estuarios de los ríos por donde se ven obligados a penetrar, en cuyos lugares se les tienden toda suerte de redes para extraerlos en mucha mayor cantidad y con bastante mayor sufrimiento para el pez.

 

  1. Con carácter general para todos los ríos salmoneros del Principado de Asturias, establecer la apertura de la campaña el primer domingo de marzo, dándola por terminada el segundo domingo del mes de julio.

 

La pesca de la trucha y el reo en los ríos salmoneros solamente será autorizada desde el primer domingo de mayo, quedando definitivamente vedados el mismo día en que finaliza la pesca del salmón.

 

Los que se trata de conseguir con esta disposición es respetar las propias imposiciones de la Naturaleza, que es la que determina inequívocamente todos los años cuando finaliza la temporada de pesca en los ríos asturianos. El criterio de alargar la pesca en los ríos salmoneros basándose en el concepto de que son los propios pescadores los que mantienen cierta vigilancia de los ríos, es un eufemismo que sólo está justificado por aquellos que saben que en agosto también se puede pescar algún salmón bajo la disculpa de que se pescan reos, ello independientemente de las artes y cebos que puedan estar legalmente permitidos. Nosotros lo que tratamos es de preservar al salmón, que es la especie que más cuidados debe recibir por parte de quienes estamos interesados en su salvación.

 

ESTADO DEL NIVEL DE LOS RÍOS

 

Río Eo.- En la Estación de Aforo de San Tirso de Abres, el nivel del agua es de 60 cm, lo que significa que el nivel se mantuvo como el día anterior, domingo. La tendencia era estable.

Río Esva.- En el río que discurre por el concejo de Valdés, y más concretamente en la Estación de Aforo de Trevías, el nivel de aguas era de 65 cm, lo cual es lo mismo que el de ayer, domingo. La tendencia era de estabilidad.

Río Nalón.- En la Estación de Aforo de Grullos, el limnígrafo indicaba 1,31 m,  o sea,  tres   (3) cm más que ayer domingo,  con tendencia a la baja.

Río Narcea.- En la Estación de Aforo de Quinzanas, el nivel del agua era de 98 centímetros,  es decir, treinta y ocho (38) cm más que el último registro tomado ayer domingo; con tendencia a estabilizar

Río Piloña.- En la Estación de Aforo de Ozanes, el río marcaba 22  centímetros, es decir, idéntico que el día anterior, domingo. La tendencia era de mantenerse estable.

Río Sella.- En la Estación de Aforo de Cangas de Onís el dato de altura de la lámina de agua era de sesenta y ocho (68) centímetros, es decir, tres (3) centímetros menos que el día de ayer, domingo. En esta estación, la tendencia era de ir a la situación de estabilidad.

Río Cares.- En la Estación de Aforo de Mier,  el limnímetro marcaba 1,14 metros; es decir, un (1) centímetro menos que ayer domingo. La tendencia era de estabilizar.

Río Deva.- En la Estación de Aforo de Panes,   el registro del limnígrafo era de 1,19 metros,  o sea, dos (2) centímetros mayor que el registrado ayer domingo. Presentaba una tendencia a la estabilidad.

 

Los datos que les hemos mostrado anteriormente están referidos a las 20:00  horas, pudiendo ser consultados en “tiempo real” en el siguiente enlace:

 

https://www.chcantabrico.es/web/guest/nivel-de-los-rios

Consulten aquí las precipitaciones del día y acumuladas:

 https://www.chcantabrico.es/web/guest/precipitaciones

Consulten aquí el mapa del tiempo para Asturias:

https://www.eltiempo.es/asturias