Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar

Acceso a Usuarios

Carta remitida por un socio ribereño del río Eo (enviada con anterioridad al Presidente del Principado y a la Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos )

Fecha: 30 de Enero de 2012

Soy José María García Bouza, pescador ribereño del Eo, socio de la Real Asociación Asturiana de Pesca; nací en San Tirso de Abres, en el que vivo. Tal vez porque mi casa está situada a 10 metros del río y todo el año puedo observar la vida del Eo, me inicié hace algunos años en la pesca sin muerte "a mosca".

Desde el 30 de octubre que conocí la nueva normativa de pesca para el año 2012 estoy altamente preocupado, como lo puede estar la gran mayoría de los que amamos el río me siento un poco defraudado, quiero pensar que se cometen inoportunos errores producto de las muchas preocupaciones gobernativas; pero me duele que estos despistes echen a perder años de avances en materia ambiental.

Mi inquietud radica en que la normativa de peca para la próxima temporada elimina la Zona Libre de Pesca sin Muerte del Puente San Tirso, que después de más de 10 años, se ve ahora convertida en Coto Salmonero con muerte.

Me sonroja hacer esta apreciación desde una persona con una formación básica como la mía y humildemente recordar a los legisladortes o al Presidente del Gobierno del Principado de Asturias con una trayectoria política y con práctica de a pie de río "que no todo lo que es bueno para los pescadores resulta ser bueno para nuestros ríos"

Algunos miembros de la Real Asociación Asturiana de Pesca, con su Presidente Delfín Puente, la guardería del Principado de Asturias, representantes municipales y un grupo de niños -lo más importante, hijos de este pueblo-, recordamos el cariño con el que se soltaban aquellos bonitos alevines de trucha durante varias temporadas. Pues bien, esos alevines, y otros muchas nacidos en el río han sido ya pescados varias veces, convertidos ahora en truchas, y reos, y luego devueltos al agua después de hacer disfrutar a muchos pescadores. A ribereños y turistas de varias comunicades autónomas que sienten el Eo como un punto de encuentro con la naturaleza, personas totalmente desinteresadas y vinculadas con el entorno y el medio ambiente.

La sorpresa salta al conocer la noticia que a esas mismas truchas y reos se la va a alimentar esta temporada a base de cucharillas y piscardos con el fin de que pasen a formar parte de la dieta culinaria de algunas familias y hora acabarán "a la Navarra", en cualquier sartén, o "con la barriga llena de tocino".

Muy a pesar de algunos, estaremos de acuerdo en que para que nuestros nietos puedan pescar debemos perdonar la vida al mayor número posible de peces.

Entonces caben las preguntas: ¿Por qué se quita el único lugar en el río Eo donde se puede enseñar y sensibilizar a los niños de la delicada situación y la gran fragilidad de este ecosistema? ¿Qué supone 1 kilómetro de coto salmonero más en el Eo? ¿Supone muchos ingresos los pocos euros que se recauden por las ventas de este coto, para ayudar a salir de la crisis?

Desde que la normativa está publicada, tiene mala solución, sólo resta que otro año se corrija; los pescadores ribereños quedamos a disposición para colaborar en el conocimiento del río Eo para que no se cometan este tipo de errores.

Si esta información llega a los pescadores y toman conciencia, tal vez no compren esta temporada el Coto Salmonero de Puente San Tirso y colaboren así con esta trayectoria de recuperar el ecosistema del río Eo, labor en la que llevamos 10 años. Por otra parte habrá pescadores -más agresivos- que a este punto ya estarán pensando en solicitar el Coto Salmonero para poder llenar sus cestas, si no de salmones, si de truchas que otros han conservado durante años.

Por lo que a mi respecta, como pescador de a pie, estoy dispuesto a prestar mi humilde colaboración para que en un futuro cercano las "colas de rata" vuelvan a ondular en los parajes y riberas de este Pueblo Ejemplar de Asturias.

A vuestra disposición

 

José María García Bouza

San Tirso de Abres